Agricultores protestan ante la Dirección Provincial de Agricultura en Cuenca con un corzo muerto

18 Abril, 2017 • Noticias de caza

Agricultores de la zona de El Campichuelo han manifestado su malestar ante la Dirección Provincial de Agricultura en Cuenca por los perjuicios que afirman está causando la caza mayor sobre los cultivos y sobre la seguridad en el tráfico. La protesta se ha escenificado con un corzo muerto que proviene del accidente que ha sufrido con el animal uno de los agricultores. Uno de ellos ha manifestado sobre los corzos que se comen sus siembras y que «los crío para que luego vaya la gente a cazar su trofeo».

Los agricultores se han presentado en Agricultura con un corzo muerto / Asaja

Un grupo de agricultores de la zona de El Campichuelo, en la provinica de Cuenca, ha escenificado en la mañana de este lunes su malestar e indignación por los perjuicios que la caza mayor está provocando en la comarca y ha alertado del grave peligro que supone la masiva presencia de ciervos, corzos y jabalíes que cruzan carreteras y provocan accidentes de tráfico y que se alimentan con los cultivos de girasol y cereal, sufriendo en ocasiones pérdidas que llegan al 100 por cien de sus cosechas.

Asaja de Cuenca informa que uno de estos agricultores sufrió este domingo por la noche un accidente de coche cuando un corzo se cruzó en su camino en la carretera de Villalba de la Sierra. Este lunes ha acudido a las puertas de la Delegación de Agricultura con el animal muerto y acompañado de otros agricultores para llamar la atención del problema que hay con estos animales.

“Algún día va a ocurrir una desgracia personal y entonces vendrán las lamentaciones”, ha asegurado Javier, el agricultor accidentado, quien ha recordado que hace ya casi dos semanas que Asaja se movilizó para reclamar soluciones por éste y otros asuntos y “no han hecho caso de nada”.

A esta misma protesta espontánea han acudido otros agricultores de El Campichuelo que se han mostrado indignados por “la pasividad” con la que la Consejería de Agricultura actúa contra este problema.

Aníbal es uno de estos agricultores que ha recordado cómo la agricultura es la actividad de la que vivió su abuelo y su padre, aunque “parece que a mí los ciervos no me van a dejar vivir de ella. Más del 40 por ciento de mi explotación se ve afectada. Vamos a tener que dejar de sembrar girasol que es el cultivo de rotación de nuestros campos. Y cuando desaparezca el girasol vamos a desaparecer también nosotros”.

Este agricultor se pregunta de qué “va a vivir la gente joven que viene detrás, qué recursos y alternativas les vamos  a ofrecer si no ponen ninguna solución a los daños de la caza mayor”. Aníbal ha alertado de la despoblación que va a sufrir El Campichuelo y otras zonas de la provincia a corto plazo, “antes la caza comía en la Sierra Alta pero como allí ya no se siembra ahora tenemos aquí manadas de ciervas, jabalíes y corzos que se comen todo lo que encuentran. Y yo me pregunto: quién nos paga los gastos cuando no podemos ni segar las parcelas porque están totalmente comidas”.

Medidas contundentes

Otro de estos agricultores, Rafael, ha lamentado que con su trabajo mantiene y da de comer a estos animales “los crío para que luego vaya la gente a cazar su trofeo. Se comen mis siembras pero yo no puedo matarlos. Además provocan accidentes y personas pueden morir. Así no podemos seguir”.

Este grupo de agricultores ha permanecido en las puertas de la Delegación de Agricultura durante una hora aproximadamente.

A última hora de la mañana un agente medioambiental se ha personado en lugar y ha retirado el corzo al considerar que estaba abandonado en la vía pública a pesar de que los agricultores han advertido que no pensaban dejarlo ahí y que iban a retirarlo.

“Esperamos que ya que se han hecho cargo del corzo también se hagan cargo de los daños que nos ha causado aunque nos tememos que al final son capaces de sancionarnos por traer el animal aquí aunque les hemos dicho que nos lo íbamos a llevar”, han afirmado.

Asaja Cuenca apoya las reivindicaciones de todos los agricultores que sufren este problema en distintas zonas de la provincia y recuerda que uno de los puntos de la tabla reivindicativa, que sacó el pasado 6 de abril a miles de agricultores a la calle, es precisamente el de los perjuicios de la caza mayor a agricultores, ganaderos y a la ciudadanía en general que puede sufrir un accidente de tráfico.

La organización agraria añade que el 6 de Abril supuso el inicio de unas movilizaciones que no van a parar hasta que se consigan éste y los otros siete puntos de la tabla reivindicativa.

Informa eldigitalcastillalamancha.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *