Agricultores gallegos se unen para frenar los daños de los jabalíes

23 julio, 2019 • Noticias de caza

Cuatro agricultores gallegos han conseguido frenar los daños en sus cultivos implantando un vallado en sus fincas

Para Florencio Markina, presidente de la ACE, lo fundamental es saber cuántos ejemplares hay y realizar una correcta gestión sobre ellos

Redacción | Los agricultores gallegos, como los de gran parte de España, sufren ahora en verano los estragos de la superpoblación de jabalíes que asola el territorio peninsular. No en vano, en ciertas comunidades se está tratando de innovar para reducir esos daños al mínimo. Como ejemplo de estas mejoras exitosas —hasta el momento— encontramos el caso de cuatro agricultores de Negreira (La Coruña).

Estos cuatro hombres se unieron la pasada primavera para intentar implantar alguna medida que acabara con el problema de los jabalíes en sus cultivos, pues se veían cuantiosamente mermados. Así pues, decidieron vallar sus campos y hasta ahora les ha ido bien. La valla en cuestión cuenta con 1,10 metros de alto y aproximadamente un kilómetro de perímetro.

Anteriormente ya habían intentado solucionar el problema con pastores eléctricos y ahuyentándolos por las noches. No obstante, Marcelino Pedrares, uno de los afectados explica que pensaron que «uniendo las fuerzas podríamos conseguir frenar los ataques y de momento la cosa funciona». Sin embargo, insiste en mantener la cautela.

Otro de los agricultores, Marcial Leis, afirma que creen que «es una buena solución y que está permitiendo que el maíz crezca sin problemas». Asimismo, Leis prefiere mantener la calma al igual que sus compañeros; al menos hasta que recojan la cosecha en septiembre.

Problemas y soluciones

Diferentes expertos han hablado ya sobre la superpoblación del jabalí y cómo poder llegar a controlarla. En esta ocasión, Florencio Markina, presidente de la Asociación del Corzo Español (ACE) y doctor en Ciencias Biológicas ha explicado en una entrevista que lo fundamental es realizar un censo que determine cuantos jabalíes hay. «Muchos daños no es sinónimo de muchos jabalíes. Unos poquitos jabalíes pueden causar muchos problemas», ha explicado Markina.

Así pues, Markina ha afirmado que es mejor abatir ejemplares más jóvenes en los controles por daños ya que, según dice, «si quitamos a la jabalina grande, los más jóvenes se van a quedar en los cultivos y provocarán más daños». Además, Markina añade que «no se puede aplicar la moral humana a la gestión de animales».

Otra opción perfectamente válida para Markina es la de cerrar los cultivos con pastores eléctricos con la colaboración de todos los sectores implicados.

Por último, Markina alertó del peligro de que los suidos se estén acostumbrando al alimento fácil en los entornos urbanos. «Han encontrado una fuente inagotable de alimento», ratifica.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *