Agentes de la Policía Local de Oviedo matan a un jabalí que iba a entrar «en plan kamikace» a la A-66

17 Abril, 2017 • Actualidad

Una patrulla de agentes de la Policía Local de Oviedo persiguió este sábado a un jabalí que recorrió gran parte de la ciudad y fue abatido a tiros cuando pretendía entrar «en plan kamikaze» a la autopista A-66. Los dos agentes desenfundaron sus armas cuando entendieron que la presencia del jabalí en la carretera suponía «un riesgo muy grave». La Policía Local ya había recibido aviso el jueves anterior de la presencia de un jabalí por las calles céntricas de la ciudad que identifican como el mismo ejemplar.

Fotograma del vídeo del jabalí recorriendo una calle céntrica grabado por un vecino de Oviedo.

Llevaba varios días campando a sus anchas por la ciudad, pero su osadía le costó la vida. La Policía Local abatió este sábado a tiros a un jabalí después de que el animal recorriese medio Oviedo -al menos desde el Auditorio hasta la rotonda de Fozaneldi pasando por González Besada y Muñoz Degraín- y entrase en dirección contraria en la autopista que da acceso a Gijón y Avilés (A-66) desde la Ronda Sur. Los agentes llegaron a perseguirle con su vehículo patrulla y también se vieron obligados a acceder a la autopista en sentido contrario para ahuyentarlo, porque iba “en plan kamikaze” y podía provocar “un grave accidente”. En un principio consiguieron que diese la vuelta y que continuase su marcha hacia la zona habitada de Fozaneldi, pero después de recorrer varias calles del barrio, el jabalí volvió a dirigirse hacia la carretera y los policías decidieron matarlo para velar por la seguridad de los conductores. Eran dos agentes y le dieron un tiro de pistola cada uno en una zona de Fozaneldi muy próxima a la Ronda Sur. El animal cayó muerto a eso de las ocho y diez de la mañana.

Según fuentes policiales, no era la primera vez que este mismo animal causaba problemas en Oviedo. El pasado jueves en la oficina de la Policía Local se recibieron varias llamadas alertando de su presencia “en varias calles de la zona centro de Oviedo”, y una en concreto en la que un vecino denunciaba que el jabalí había destrozado una zona ajardinada del entorno de la calle Muñoz Degraín y que se había enfrentado a él con una actitud violenta. Al llegar al lugar lo agentes vieron al animal, por eso saben que es el mismo que ayer cayó abatido. Ese día también lo ahuyentaron hasta que el jabalí “se internó en la zona del Parque de Invierno”, pero el animal volvió a regresar a Oviedo. “No hay duda de que se trata del mismo ejemplar” porque a lo largo de estos últimos días han corrido las redes algunos vídeos “que lo sitúan en diferentes partes de la ciudad y sirven para identificarlo”, explican desde la Policía Local.

Recorrido que hizo el jabalí por Oviedo hasta salir a la autopista.

El animal también había sido visto ayer por varios puntos de la ciudad antes de recibir los disparos de los agentes. A lo largo de toda la noche, fueron “bastantes” los ciudadanos que llamaron para avisar de que un jabalí “de buenas dimensiones” andaba rondando por calles muy céntricas. Hasta ahora se habían visto este tipo de animales en barrios como La Florida, Vallobín o Montecerrao, en núcleos más próximos a su feudo del monte Naranco, pero ayer el animal llegó a plantarse al lado del Auditorio Príncipe Felipe, en la plaza del Fresno. Después un ciudadano lo grabó con su teléfono móvil bajando por la acera de Pérez de la Sala, un vídeo que se puede ver en la web de La Nueva España. A continuación varios vecinos alertaron de su presencia en González Besada y Muñoz Degraín, pero la Policía no lo localizó hasta por la mañana cerca de la rotonda de Fozaneldi. “Tenía claros síntomas de estrés, violencia y riesgo para las personas, por eso los agentes tomaron la decisión de abatirlo”, aseguran fuentes de la Policía Local de Oviedo.

Los dos miembros del cuerpo municipal desenfundaron sus armas “cuando ya vieron que el animal volvía a dirigirse al autopista” y entendieron que su presencia en la carretera era “un riesgo muy grave” para los vehículos que en ese momento entraban en Oviedo desde la autopista.

Informa Félix Vallina para lne.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *