Agentes de Aragón localizan lazos tras extinguir un incendio y denuncian a los autores de colocarlos

17 Mayo, 2017 • Actualidad

Las tareas de extinción de un incendio forestal han permitido a personal de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón localizar métodos prohibidos de captura de especies en la comarca de Ribagorza y denunciar a los autores de colocarlos. Los agentes pudieron localizar los lazos amarrados a piquetas tras extinguir el incendio y realizar una inspección por la zona. Los lazos se han retirado y están bajo custodia hasta que se resuelva el expediente sancionador abierto contra los autores.

Lazos retirados por los agentes tras la extinción del incendio / Gob. de Aragón

Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón han denunciado el uso de métodos prohibidos para el furtivismo en la comarca de Ribagorza, que han sido detectados con motivo de las tareas de extinción de un incendio forestal en la población de Cajigar (Huesca), que tuvo lugar días atrás.

Los agentes localizaron varios piquetes con una sirga a modo de lazo, atados con cuerdas similares a las utilizadas para la escalada. Tras dar por extinguido el incendio, realizaron una minuciosa inspección ocular en la zona y en un amplio perímetro, con el fin de detectar la posible existencia de nuevos sistemas ilegales.

Fruto de la misma se localizan más lazos, utilizando el mismo sistema y ubicados en los pasos obligados de los animales, ha informado el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Las diligencias realizadas posteriormente por los APNs han permitido localizar a los autores materiales, quienes han sido denunciados ante la autoridad competente. Los lazos fueron retirados y se encuentran bajo custodia de los agentes para proceder a su destrucción una vez resuelto el expediente sancionador.

Desde el Gobierno han indicado que la colocación de lazos es un método cruento de caza no selectivo, totalmente prohibido y contemplado tanto en la Ley de Caza como en el Código Penal. Su utilización viene reflejada como infracción grave en la vigente Ley de Caza, con multas de hasta 3.000 euros, más las indemnizaciones a que diera lugar.

El Código Penal contempla este tipo de actividades contra la fauna, especialmente la amenazada, como un delito contra la fauna, pudiendo llegar a penas de prisión. Igualmente, prevé la posibilidad de inhabilitación para el ejercicio de la caza, la anulación del acotado o la suspensión de la actividad cinegética.

Desde el cuerpo de Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón y el propio Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad han subrayado que se realiza un “gran esfuerzo” en tratar de erradicar este tipo de prácticas prohibidas, “con un gran impacto negativo para algunas especies protegidas”.

Informa gentedigital.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *