5 perdices de granja se cazaron en el último Campeonato de España de Caza Menor con Perro

10 septiembre, 2019 • Noticias de caza

El informe del doctor Nadal señala que todas las perdices «fueron muy esquivas y no se dejaban acercar, manteniendo la lucha hasta el fin»

Redacción | La última competición nacional de caza menor se celebró en el término albaceteño de La Roda durante el 8 y 9 de diciembre de 2018. El evento acogió la 50 edición del Campeonato de España de Caza Menor con Perro y la Copa de Campeones de España de Caza Menor con Perro. Fernando del Campo y Lidia Pérez ganaron ganaron las respectivas categorías de la primera prueba, mientras que Daniel Marcos y Ana María Verdasco consiguieron los primeros puestos de la Copa de Campeones, una prueba que reunió a un nutrido grupo de campeones de anteriores ediciones del campeonato nacional de caza menor con perro.

Parte del equipo de la Asociación de Perdigueros Españoles que Gestionan la Perdiz Autóctona, Apega, recogieron muestras de 144 perdices cobradas durante la competición. Estas muestras fueron clasificadas por Miguel Angel Arnau, Antonio y Toni Cloquel y enviadas posteriormente a Jesús Nadal, de la Universidad de Lérida (UdL).

Del total de perdices rojas de las que se recogieron muestras, en cinco de ellas se ha detectado la procedencia de granja. Es decir, el 3,5 % de las perdices cobradas durante las finales provenían de granjas.

«Perdices esquivas luchando hasta el fin»

No obstante, el informe del doctor Nadal hace la observación de que «ninguno de los participantes en las competiciones, ni jueces, ni cazadores, ni público detectase algún comportamiento extraño en cualquier animal, señala que estos ejemplares ya estaban naturalizados». Nadal señala que estas perdices «se pueden considerar asilvestradas e integradas en la población silvestre».

El informe comenta que las perdices «fueron muy esquivas y no se dejaban acercar, manteniendo la lucha hasta el fin».

El 7,7% (12) de las perdices fueron capturadas por los perros y el informe de la Universidad de Lérida aclara que fueron aves heridas «que escaparon de los cazadores en su primer duelo y hábilmente sortearon la persecución».

El informa apunta a que las perdices de granja detectadas procedían de «otros lugares como los cotos intensivos que son abundantes en la región».

 

Recomendaciones para el futuro

Las competiciones se desarrollaron en terrenos de la Sociedad de Cazadores «La Rodense», que engloba unas 17.000 Ha, tuvieron como escenario cultivos cerealistas y viñedos principalmente. El hecho de que, según indica el informe, la zona llevara 6 días previos de caza «esto implica que las perdices estaban espabiladas y sabían defenderse y, por otro, que las perdices de granja que pudiesen llegar de cotos intensivos han sido capturadas, y sólo aquellas con aptitud silvestre habían podido sobrevivir».

El informe finaliza con una serie de recomendaciones que se centran en mejorar el hábitat, hacer un control de predadores, hacer una «regulación inteligente» de la caza, e introducir «normas éticas, consideraciones ecológicas y de gestión cinegética» en las competiciones.

Informe de perdiz roja de La Roda


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Una vergüenza y un engaño la caza no tiene que servir para competir, que se supriman todos los campeonatos es una escuela de vividores y aprovechados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *