100 sociedades y 60 cuadrillas de cazadores guipuzcoanos se ponen en huelga indefinida

4 marzo, 2019 • Noticias de caza

La caza en el Monte Ulía cuestionada por el «ultraecologismo» y la reglamentación en armas prevista por el Estado han motivado esta decisión.

Cazadores de Guipúzcoa han comenzado este sábado una huelga indefinida convocada por la Federación Guipuzcoana de Caza para denunciar que llevan cuatro años sin convenio, lo que les coloca en “un limbo”. Un total de 100 sociedades de cazadores y 60 cuadrillas de caza mayor van a secundar esta protesta motivada en parte por la decisión foral que afecta a la caza en el Monte Ulía. «Los cazadores guipuzcoanos hemos llegado a un momento límite y hemos decidido interrumpir la práctica de nuestra afición ante la inacción y dejadez foral», afirma el comunicado que ha difundido la Federación provincial y que reproducimos a continuación.

Ya avisamos el pasado 15 de abril, con una multitudinaria manifestación por las calles de San Sebastián. Aquel día, junto a Pasapaloma, Arabacaza y Fundación concentramos a más de 10.000 personas. Un año después, nuestras reivindicaciones no solo se mantienen, sino que se ha agravado la situación y necesitamos vuestra ayuda cazadores. Por este motivo, en Gipuzkoa comenzamos este sábado una inaudita huelga indefinida apoyada unánimemente por 100 sociedades de cazadores y 60 cuadrillas de caza mayor.

Lamentamos las consecuencias de esta huelga, pero es la última medida que nos quedaba. Los cazadores guipuzcoanos hemos llegado a un momento límite y hemos decidido interrumpir la práctica de nuestra afición ante la inacción y dejadez foral. También observamos un retroceso brutal a nivel del estado con un reglamento de armas que dejará al 20% de nuestros cazadores en casa, una sentencia del supremo que hace inviable las ordenes de veda como las conocemos actualmente y una ley del deporte que pretende cargarse nuestras modalidades deportivas por protección animal urbanita.

Ulía es otros caso sangrante, a pesar de que existe una sentencia del Tribunal Supremo que considera esa prohibición fuera de la legalidad, la Diputación, trata de aplicar una nueva normativa que burle la decisión de los tribunales. Llevamos años tratando de solucionar a través del diálogo con los responsables políticos de cada partido, y nos hemos encontrado con unos representantes que en vez de buscar un acuerdo se han alineado con las posturas más intransigentes del ultraecologismo, demostrando un desapego preocupante del mundo rural y la caza.

En los próximos días programaremos junto a sociedades y cuadrillas nuevas acciones de protesta.

La Federación defiende que en Guipúzcoa siempre se ha practicado una caza social, por lo que consideran que ha existido «falta de voluntad» de los políticos para llegar a acuerdos en lugar de aliarse con las partes más extremas del ecologismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *